Make your own free website on Tripod.com

JESUCRISTO: SU RESURRECCIÓN

Bienvenidos
16-mayo-2005
17-mayo-2005
18-mayo-2005
19-mayo-2005
20-mayo-2005
21-mayo-2005
22-mayo-2005
23-mayo-2005
24-mayo-2005
25-mayo-2005
26-mayo-2005
27-mayo-2005
28-mayo-2005
29-mayo-2005
30-mayo-2005
31-mayo-2005
01-junio-2005
02-junio-2005
03-junio-2005
04-junio-2005
05-junio-2005
06-junio-2005
07-junio-2005
08-junio-2005
09-junio-2005
10-junio-2005
11-junio-2005
12-junio-2005
13-junio-2005
14-junio-2005
15-junio-2005
16-junio-2005
17-junio-2005
18-junio-2005
19-junio-2005
20-junio-2005
21-junio-2005
22-junio-2005
23-junio-2005
24-junio-2005
25-junio-2005
26-junio-2005
27-junio-2005
28-junio-2005
29-junio-2005
30-junio-2005
01-julio-2005
02-julio-2005
03-julio-2005
04-julio-2005

VI.- RESURRECCIÓN FUE UNA RESURRECCIÓN CORPORAL
 
A.- Quiere decir que se levantó de los muertos con el cuerpo:
 
Algunos dicen que resucitó en espíritu, sin cuerpo humano, pero esto es falso.
 
B.- Las profecías de su resurrección dijeron que resucitaría con cuerpo:
 
Su cuerpo no vió corrupción. "Antes de su venida, predicó Juan el bautismo de arrepentimiento a todo el pueblo de Israel. Mas cuando Juan terminaba su carrera, dijo: ¿Quién pensáis que soy? No soy yo él; mas he aquí viene tras de mí uno de quien no soy digno de desatar el calzado de los pies. Varones hermanos, hijos del linaje de Abraham, y los que entre vosotros teméis a Dios, a vosotros es enviada la palabra de esta salvación. Porque los habitantes de Jerusalén y sus gobernantes, no conociendo a Jesús, ni las palabras de los profetas que se leen todos los días de reposo, las cumplieron al condenarle. Y sin hallar en él causa digna de muerte, pidieron a Pilato que se le matase. y habiendo cumplido todas las cosas que de él estaban escritas, quitándolo del madero, lo pusieron en el sepulcro. Mas Dios le levantó de los muertos. Y él se apareció durante muchos días a los que habían subido juntamente con él de Galilea a Jerusalén, los cuales ahora son sus testigos ante el pueblo. Y nosotros también os anunciamos el evangelio de aquella promesa hecha a nuestros padres, la cual Dios ha cumplido a los hijo de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy. Y en cuanto a que se levantó de los muertos para nunca más volver a corrupción, lo dijo así: Os daré las misericordias fieles de David. Por eso dice también en otro salmo: No permitirás que tu Santo vea corrupción. Porque a la verdad David, habiendo servido a su propia generación según la voluntad de Dios, durmió, y fue reunido con sus padres, y vió corrupción. Mas aquel a quien Dios levantó, no vió corrupción" (hachos 13:24-37).
 
C.- El Cristo resucitado tuvo cuerpo:
 
"Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros. Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu. Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos?  Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; poruqe un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo" (Lucas 24:36-39).
"Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y mitiere mi mano en su costado, no creeré. Ocho días depués, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros. Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío!" (Juan 20:24-28).
 
D.- El Cristo resucitado en el cielo tiene cuerpo:
 
"Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas"  (Filipenses 3:20-21).
"Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad" (Colosenses 2:9).
 
 
CONCLUSIÓN:
 
Creer en vano es creer en un Cristo que no murió y rsucitó CONFORME A LAS ESCRITURAS.
"Además os declaro, hermanos, el evangelio que os he predicado, el cual también recibisteis, en el cual también perseveráis; por el cual asimismo, si retenéis la palabra que os he predicado, sois salvo, si no creísteis en vano. Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras" (1 Corintios 15:1-4).
¿Vive el Cristo suyo?