Make your own free website on Tripod.com

LA BIBLIA (Parte 1)

Bienvenidos
16-mayo-2005
17-mayo-2005
18-mayo-2005
19-mayo-2005
20-mayo-2005
21-mayo-2005
22-mayo-2005
23-mayo-2005
24-mayo-2005
25-mayo-2005
26-mayo-2005
27-mayo-2005
28-mayo-2005
29-mayo-2005
30-mayo-2005
31-mayo-2005
01-junio-2005
02-junio-2005
03-junio-2005
04-junio-2005
05-junio-2005
06-junio-2005
07-junio-2005
08-junio-2005
09-junio-2005
10-junio-2005
11-junio-2005
12-junio-2005
13-junio-2005
14-junio-2005
15-junio-2005
16-junio-2005
17-junio-2005
18-junio-2005
19-junio-2005
20-junio-2005
21-junio-2005
22-junio-2005
23-junio-2005
24-junio-2005
25-junio-2005
26-junio-2005
27-junio-2005
28-junio-2005
29-junio-2005
30-junio-2005
01-julio-2005
02-julio-2005
03-julio-2005
04-julio-2005

(Continuación de LA BIBLIA Parte  1)
 
CONCLUSION:
 
La Biblia fue inspirada por DIOS. "Porque jamás fue traída la profecía por voluntad humana; al contrario, los hombres hablaron  de parte de DIOS siendo inspirados por el ESPÍRITU SANTO". (2° DE Pedro  1:21).  Este es el mensaje de DIOS para todos nosotros.  ¿Está usted, obedeciendo este mensaje?
 
La confesión de fe de la "IGLESIA NACIÓN SANTA" que actualmente pastoreo por la Gracia de DIOS; dice en cuanto a las Sagradas Escrituras lo siguiente:
 
"Creemos que la Santa Biblia fue escrita por hombres inspirados sobrenaturalmente; y que ella es, por lo tanto, y será hasta el fin de las edades, la única revelación completa y final de la unión cristiana y la Voluntad de DIOS al hombre; que ella es el centro verdadero de la unión cristiana y la Norma Suprema por la cual toda conducta humana, todos los credos y todas las opiniones deben probarse:
(1) Por la Santa Biblia nosotros aceptamos la colección de sesenta y seis libros, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, los cuales en su forma escrita original, no solamente contiene y transmite la Palabra de DIOS, sino que, es la misma Palabra de DIOS.
(2) Por inspiración, nosotros damos a entender que los libros de la Biblia fueron escritos por antiguos hombres santos, quienes fueron movidos por el ESPIRITU SANTO en una forma tan definitiva, que sus escritos fueron sobrenatural y verbalmente  inspirados y estuvieron libres de error, como ningun otro escrito lo ha sido ni lo será jamás.