Make your own free website on Tripod.com

LA BIBLIA (Parte 1)

Bienvenidos
16-mayo-2005
17-mayo-2005
18-mayo-2005
19-mayo-2005
20-mayo-2005
21-mayo-2005
22-mayo-2005
23-mayo-2005
24-mayo-2005
25-mayo-2005
26-mayo-2005
27-mayo-2005
28-mayo-2005
29-mayo-2005
30-mayo-2005
31-mayo-2005
01-junio-2005
02-junio-2005
03-junio-2005
04-junio-2005
05-junio-2005
06-junio-2005
07-junio-2005
08-junio-2005
09-junio-2005
10-junio-2005
11-junio-2005
12-junio-2005
13-junio-2005
14-junio-2005
15-junio-2005
16-junio-2005
17-junio-2005
18-junio-2005
19-junio-2005
20-junio-2005
21-junio-2005
22-junio-2005
23-junio-2005
24-junio-2005
25-junio-2005
26-junio-2005
27-junio-2005
28-junio-2005
29-junio-2005
30-junio-2005
01-julio-2005
02-julio-2005
03-julio-2005
04-julio-2005

(...Continuación)
 
II- TRES PALABRAS IMPORTANTES:
 
Para comprender cómo llegó la Biblia a nosotros hay que entender tres palabras siguientes:
 
A.-REVELACIÓN:
 
La única  manera de saber lo que está en la mente de  otra persona es que esa persona lo revele.   La única  manera por la cual podemos saber lo que es de DIOS es porque DIOS nos lo reveló.   Esto fue hecho por medio del Espíritu Santo.   El Espíritu Santo reveló las verdades a los escritores de la Biblia. Para que usted mismo confirme esta verdad irrefutable lea y reflexione en 1° de Corintios 2:9-11.
 
B.- INSPIRACIÓN:
 
No era suficiente para DIOS revelar sus verdades a ciertos hombres.   También los inspiró a predicarlas y escribirlas para el beneficio de otros.   No solamente les dio las ideas, sino las palabras con que expresarse.   Pero usó el carácter y el vocabulario del autor humano.   Es importante recordar  que la Biblia fue escrita originalmente palabra por palabra como fue inspirada por DIOS.  Se llama inspiración verbal.   Es una doctrina básica de cualquier Iglesia Cristocéntrica.  Ahora le toca a usted leer y reflexionar sobre esta doctrina irrefutable en 1° de Corintios 2:12-13.
 
C.- ILUMINACIÓN:
 
Se trata del  Poder  para entender la Biblia.   El hombre natural, o sea  el  perdido, no puede recibir las cosas espirituales porque no ha nacido de nuevo (Juan 3:5-7).
La persona que es Templo del Espíritu Santo y está lleno de ÉL, puede entender las Sagradas Escrituras a base de estudio concienzudo y mucha oración.
El Espíritu Santo es el Maestro Divino según 1° de Juan 2:27.   Por eso debemos estar llenos del Espíritu Santo para leer la  Biblia y poder discernir la doctrina de la Iluminación en 1° de Corintios 2:14-16.
 
...Para el día de mañana continuará con la Conclusión de esta primera parte